Páginas vistas en total

jueves, 6 de junio de 2013

La verdad es que he tenido suerte.

La verdad es que he tenido suerte. Nunca he tenido que preguntarme dónde estará mi próxima comida. Nunca he temido que un ejército extranjero venga en la noche con machetes o armas de fuego, a matar o herir a mi familia. Nunca he tenido que correr por mi vida (algo que aún podría hacer ahora de todos modos). Lamentablemente, estas son cosas, que algunas personas tienen que hacer todos los días, ahora. Tengo una certeza, única e inevitable, moriré, igual que tú, igual que todos, los que han muerto y los que morirán.

Como dice R. Dawkins: "Te preparas para la muerte enfrentándote a la verdad. La vida es lo que tenemos, así que mejor vivamos nuestras vidas por completo mientras la tengamos, porque no hay nada después. Somos afortunados accidentes o al menos cada uno de nosotros lo es, si no hubiéramos estado aquí otros habrían estado en nuestro lugar. Tomo todo esto para reforzar mi visión de que soy afortunado de estar aquí y también lo eres tú, y debemos aprovechar nuestro breve tiempo aquí al máximo para intentar entender las cosas y conseguir una completa visión del mundo y la vida tanto como nos permitan nuestros cerebros, que es algo bastante completo."

"No somos mas que simples portadores genéticos...Porqué muchos de nosotros tienen que llevar una vida tan extraña? Si vivieramos de forma simple, una vida simple, sin pensar demasiado, y nos afanáramos solo por mantenernos con vida y reproducirnos, no se habría logrado con creces nuestro objetivo de transmitir el ADN? que ganan los genes con el hecho de que existan personas que lleven una vida complicada y retorcida...? un hombre que encuentra placer en violar niñas antes de su primera regla...creyentes que rechazan la transfusión de sangre y se mueren por voluntad propia, una embarazada de seis meses que se suicida con una ingesta de somníferos...que beneficios obtienen los genes de que esta gente exista? acaso disfrutan los genes de esos retorcidos episodios...o los aprovechan con un determinado fin?" - piensa Aomame en 1Q84.de Haruki Murakami.

Poseemos menos libre albedrío de lo que tendemos a creer. Y es que el libre albedrío, desde nuestro punto de vista, no viene dado, no es la opción por defecto del ser humano. Este libre albedrío tan limitado debe ser conquistado mediante el conocimiento, el autoconocimiento y el del mundo. Suponiendo que el libre albedrío pueda existir, está demostrado que nuestra libertad de juicio y de toma de decisiones está muy limitada. Somos muchísimo menos libres de lo que pensamos que somos.

Olvida el odio, te hace perder momentos maravillosos. No creas que por pensar mucho en ello, solucionas tus problemas. Puedes decidir hacer esto o aquello, pero que no te digan que esto o aquello es lo que debes hacer. No te arrepientas, Nuestras acciones son únicas, y tienen unas consecuencias, esperadas o no, pero jamás se puede volver atrás, reflexiona, decide, y actúa. Pide perdón si te equivocas, pero sé consciente, de que no puedes volver atrás. No creas en un más allá, me alegra decirte que no existe, te mueres y ... nada, si, nada, y me parece algo maravilloso, ser consciente de que la muerte es necesaria para valorar lo que tenemos aquí y ahora, no pensar que aunque aquí sea desgraciado vendrá luego algo mejor. Pobres suicidas que mueren y empiezan de nuevo, entonces. NO, es el final, eso está claro, y por ello, por esta clara convicción, Sé feliz.

Mark Twain: “No tengo miedo a la muerte, he estado muerto durante miles de millones de años antes de nacer y no he sufrido el más mínimo inconveniente por ello”.

El libre albedrío, concebido como la libertad de hacer elecciones no impuestas, ni impredecibles, entre otras alternativas, simplemente no existe...

...Cualquier decisión que nosotros tomemos, incluidas las que creemos basadas en razones cuidadosamente sopesadas, está predeterminada por lo que previamente sucede en el cerebro, procesos fisico-quimicos, que son quienes realmente deciden.

Recuerdos.

Eran momentos inconexos, pequeños retazos de vida, que traspasaban mi inconsciente, para hacerse presentes en mis recuerdos, no quería que abriesen esa caja bien cerrada, con llaves y cerrojos, que me asustaba en todo su contenido, los años olvidan recuerdos, pero el tiempo enseña que siempre están ahí, presentes, vives con ellos, tras ellos, muchas veces desaparecen, para en el momento mas inesperado, te dan una bofetada en la cara, te recuerdan que están ahí presentes, que no se te olvide; caen lágrimas y no sabes porqué, la tristeza te embarga, no tienes ninguna culpa, tu no querías hacer nada, es más, tu experiencia en aquellos años no permitía ser consciente del acto en el cual estabas inmerso, y ahora tantos años después, con horror intentas no encontrar esa llave, que no se rompan esos cerrojos, que esa caja no se agriete, es difícil, pero jamás se supera, simplemente aprendes a vivir con ello. 

Hay que estar dispuesto a dejar de lado lo que piensas que deberías ser, para ser quien eres.

Hay que contar la historia de quien uno es, con todo corazón, hay que tener el coraje de ser imperfectos, tener la compasión de ser amables con uno mismo primero y después con los demás, lo que te hace vulnerable, te hace fuerte como persona, hay que estar dispuesto a invertir tanto en la amistad como en el amor, sin esperar ningún beneficio, es algo fundamental, inherente a nuestras vidas, hay que dejar de controlar y predecir, estar dispuesto a dejar de lado lo que piensas que deberías ser, para ser quien eres. La vulnerabilidad es el núcleo de la verguenza y el miedo y de nuestra lucha por la dignidad, pero también es el núcleo de partida de la alegría, la creatividad y el amor. Ama con el corazón, sin tener garantías, se vulnerable, porque implica que estás vivo y cree en ti, cree que eres capaz, deja de gritar y empieza a escuchar, se mas amable y considerado con los demás y aprenderás a serlo contigo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario