Páginas vistas en total

martes, 24 de diciembre de 2019

"Amar sin nadie, vaya cosa triste... amar con alguien, vaya cosa buena"

A menudo sacamos conclusiones erróneas sobre el mundo porque juzgamos a partir de lo que vemos, no de lo que no vemos. No sabemos lo que no sabemos.
... Así que quizá el primer paso hacia la sabiduría sea saber que hay cosas que no sabemos.
... Por lo tanto tenemos que el conjunto A, con todas las cosas que sabemos, es mucho más pequeño que el conjunto B, que agrupa todo lo que ignoramos.
Y sin embargo nos empeñamos en hacer predicciones basándonos una y otra vez en el primer grupo.
Dale al play...
Discutir no sólo es inevitable sino que es necesario, el problema viene cuando una de las dos personas al alterarse pierde el sentido de la discusión y generalmente atrae al otro hacia su "emocionar". Ambos comienzan a no escuchar a su interlocutor, oyen simplemente para responder.
Los problemas hay que abordarlos para poder solucionarlos, los adultos no podemos recurrir al "pensamiento mágico" infantil de cerrar los ojos o tapar los oídos para no escuchar y ya pasará.
Las discusiones no deberían nunca pasar a ser luchas por el poder. Debemos comprender que las relaciones pueden ser simétricas o asimétricas, siempre tendiendo a la entropía, con lo que el estado de poder equilibrado no se suele dar, con lo que al discutir, muchas veces la importancia de lo que se discute no importa, si no quien va a ganar la discusión, con lo que los argumentos pierden su peso en favor de, generalmente, ataques a la persona con la que estás discutiendo o recordatorios de situaciones pasadas que no vienen al cuento de la discusión.
Las formas importan, y mucho. son lo más importante de la discusión, hay que tratar de mantenerlas en todo momento, quien las pierde suele ser el que no posee argumento y al verse "perdido dialécticamente" ataca con malos modos, que llevarán a que, por norma general, se arrepienta de lo dicho en el futuro.
También es bueno recordar, ahora que estamos en unas fechas, en donde se suelen reunir las familias, que mucho más importante que tener razón en una discusión, es ser felices, aún más, ser felices compartiendo momentos con las personas que más quieres, porque llegará un año en que alguna de esas personas ya no esté, se haya ido...
"Amar sin nadie, vaya cosa triste, sin nada que abrazar, ni Eva que nos abraze, amar con alguien, vaya cosa buena"