Páginas vistas en total

lunes, 30 de junio de 2014

Besos, caricias y abrazos...

Son esos besos, esos abrazos, esas caricias, 
que llenan mis sentimientos de felicidad,
acaricio tu pelo en la oscuridad, 
me acerco y te abrazo con fuerza,
casi con locura, porque siento,
que ese momento es único,
que me llena de alegría,
se me escapa un suspiro,
desde el fondo de mi corazón,
mientras sigo besando tu cara
y acaricio tu pelo.
Sé que tengo que irme, 
y retraso mi marcha,
mientras suena "one love",
por un beso, por un abrazo, por una caricia,
que más podría pedir?
aunque al final siempre llegue tarde,
por disfrutar un poquito más,
de un beso, de un abrazo, de una caricia.


Se disfruta, se besa, se abraza, se ama....
Jamás encarceles el corazón de quien amas,
deja que vuele libre como los pájaros, 
y si algún día ese corazón, vuela hacia ti,
será porque siente que te necesita.
El amor no se encarcela o se contiene,
se disfruta, se besa, se abraza, se ama....
en cada momento del presente,
sin esperar nada más que hacerla feliz.
Porqué cambiar a quien amo?
si es el ser, como eres, 
el motivo de mi amor.
Verte sonreir cuando abres los ojos,
aunque sea unas pocas mañanas
y alegrarme porque me despierto,
después de haber soñado,
tan cerca de tu corazón,
abrazado en un sueño,
que no me importaría fuera eterno.
Me encanta compartir tu alegría,
haciéndote cada día más feliz.

viernes, 27 de junio de 2014

Distopias...

1984???, farenheit 451???, un mundo feliz???...

"Si alguien quiere que su hijo en un futuro no muy lejano, no persiga sus metas y sueños, no se desarrolle más allá de la opinión del profesor o jefe de turno, su propio padre o madre, deje de investigar, curiosear, arriesgar y en definitiva vivir. Si alguien quiere que su hijo persiga enfermizamente y de por vida el juicio indulgente de una sociedad enferma. Entonces que le eduque con castigos y recompensas. Estará en el buen camino.

Y de paso que le ponga límites. De todo tipo. Acerca de lo que debe o no comer, acerca del tiempo que debe o no jugar, acerca de lo que debe o no dormir, acerca de las actividades o no que debe hacer, a quien debe decir gracias y a quien no, a quien debe besar y a quien no, acerca de lo que “está bien” sentir y lo que jamás podrá sentir. Acerca de su propio sentido de la libertad. Que lo haga… y que respete una premisa fundamental:

Que se asegure que queda bien clarito de que esos “limites”, son solo mientras siga siendo niño o niña. Son para él o ella… nunca para los adultos. Los mayores hacemos lo que queremos, que para eso somos adultos… ¿Por qué hacemos lo que queremos no?"
De Psicología Ceibe

Lo dicen los psiquiatras: no estar conforme con la autoridad será considerado una enfermedad mental...

LOS #PSIQUIATRAS DICEN AHORA QUE LA FALTA DE CONFORMIDAD ES UNA #ENFERMEDAD MENTAL: SÓLO LOS #BORREGOS SON “SANOS” #DSMIV...

Doce distopias de pesadilla (que no son 1984 ni Un Mundo Feliz)...


sábado, 21 de junio de 2014

El sexo, el altruismo y los bonobos...

"Nadie sabe nada sobre los bonobos, y apenas hay un puñado de personas investigándolos"
Brian Hare, antropólogo.

Curioso "apretón de manos"...

Vanessa Woods es autora del libro The Bonobo Handshake...
"El apretón de manos a que se refiere el título es más bien un apretón de mi mano con el pene de los machos bonobo" durante los experimentos, escribe Woods. "¿Qué más puedo decir? Es que éste es el simio sexual. Ellos simplemente no cooperaban si no los tocábamos de esa manera. Así que yo lo hacía, y ellos se calmaban inmediatamente. Y yo… bueno, yo traté de recuperarme después".

Para Vanessa, los bonobos son geniales...
 "Las hembras se unen y se protegen entre ellas, y ponen a raya a los machos. En cambio las hembras de chimpancé se traicionan por la comida y son independientes. Yo realmente pienso que los bonobos no son personas. Son mejores que las personas".
Brian Hare no esconde sus sentimientos...
"Yo quiero mucho a los chimpancés, pues trabajé años con ellos. Pero amo a los bonobos. Los chimpancés son ese chico de la escuela como el que uno siempre quería ser. Pero los bonobos son como el chico de la escuela con el que uno siempre quería estar. Son muy divertidos, te miran fija y directamente a los ojos y… sí, sé que esto es algo que yo no debería decir como científico, no debería antropomorfizarlos: pero los bonobos se las ingenian para convencerte de que realmente significas algo para ellos".

Cuando la estructura social de los bonobos fue finalmente comprendida, hace unos 30 años, gracias al trabajo del etólogo y primatólogo Frans de Waal, hubo revuelo en la comunidad científica. He aquí una especie de gran simio que no patrulla las márgenes de sus territorios, no ataca a los demás, no mata ni se come a los infantes, no se une con otros machos para aterrorizar al grupo y no tortura a sus enemigos. De hecho, no tiene enemigos. He aquí un simio que usa el sexo para resolver conflictos, como una especie de lubricante social. El sexo es de todos y practicado entre todos en una cantidad y variedad asombrosas. Lo hacen todo: sexo oral, beso francés, manipulación manual o el breve frote de los genitales. La masturbación en cambio se ve poco, y raramente hay encuentros que llevan al orgasmo, porque lo que los bonobos practican es el sexo social. Una especie de "Hola, ¿cómo estás?"
"Hicimos un experimento que consistía en poner una sola pila de comida fuera del alcance, de tal manera que la única forma de llegar hasta ella era trabajando juntos jalando una cuerda simultáneamente desde ambos lados. Los bonobos descubrieron el truco de inmediato y obtuvieron montañas de comida, mientras que los chimpancés jalaban la cuerda de un lado únicamente. Por eso terminaban frustrados y hambrientos. Es decir, los chimpancés son igualmente listos que los bonobos. Saben cómo resolver el dilema para obtener la comida, pero su gran problema es que no confían en su compañero. En cambio los bonobos trabajan con cualquier otro bonobo, sin importar su jerarquía dentro del grupo, y también con cualquier bonobo de otro grupo ajeno al suyo".

Podría decirse que somos como el chimpancé cuando vamos a la guerra y como el bonobo cuando construimos la Estación Espacial Internacional...





jueves, 19 de junio de 2014

Hardiness... o la habilidad de reconocer nuestras propias capacidades

Hardiness...
...sería la resistencia o dureza ante el estrés, es una tendencia de orientación optimista caracterizada por implicar 3 conceptos...

Compromiso...
...denota la habilidad para creer en y reconocer los propios valores, metas y prioridades; apreciar la propia capacidad y lo que uno hace; y la tendencia a implicarse uno mismo en las diferentes situaciones vitales con un sentido general de propósito.
Las personas comprometidas poseen un sistema de creencias que minimiza la percepción de amenaza ante los diferentes sucesos vitales.

Desafío...
...se valoran las situaciones estresantes como un desafío, que es entendido como una oportunidad y un incentivo para el desarrollo personal. Las personas que tienden a efectuar este tipo de valoración ante el estrés son individuos cognitivamente flexibles y con buena tolerancia de la ambigüedad.

Control...
...la sensación personal de control facilita la adaptación ante las situaciones estresantes y la salud. estas personas no sólo buscan explicaciones sobre lo que ocurre en términos de las acciones de otros o en el destino, sino también en la propia responsabilidad.

Esta característica de la personalidad, -Hardiness- tienen una conexión con otros factores importantes para la consecución de lo que es llamado o entendemos como "felicidad", como son el optimismo, la autoestima y la autoeficacia.

y ahora dejo aquí abajo, un mapa conceptual, sobre los 7 hábitos de la gente con alta inteligencia emocional...



lunes, 16 de junio de 2014

Aprende a quererte y no a depender de que te quieran...

...entender que nadie es tan especial, cómo le vemos cuando le amamos.

Que no deberíamos esperar de alguien más de lo que quiera darnos. 

Que no se puede querer bien si no se tiene una buena vida propia, un montón de otras cosas entre manos. 

Que la capacidad de querer a alguien siempre hace bien, aunque no se cumpla lo que planeamos...

Aprender que el amor no significa construir nuestra existencia en torno a la idea de conseguir y mantener una pareja; sino que significa, querer el bien para quienes te quieren, y ayudarles, aunque sólo sea, a que logren sentirse un poquito más felices.

Aprender que el amor no es pelea, ni amenaza, ni chantaje, ni "y tú más" o "y tú menos", ni vivir con miedo, ni con celos, ni con complejos...

...sino con respeto, con cariño, con comunicación, con empatía, con comprensión...

Aprende a quererte y no a depender de que te quieran.

Una vez escuché un bello Haiku Japonés, quedando grabado a fuego, y hasta el día de hoy, no he leído, en tan pocas palabras, tanta sabiduría con respecto a una de las más importantes, expresiones de amor... el beso.

"Es con los ojos,
no se da con los labios
el primer beso."

y yo diría aún más, son los ojos primero quienes aman; y luego son los besos, quienes nos advierten, mientras nos los dan, y no los sentimos, de que ese amor, se ha ido.

Mi pecado es terrible...
quise llenar de estrellas
el corazón de bellas mujeres.
Por eso, entre rejas invisibles me hallo,
luchando contra mis inviernos,
para luego perder mis primaveras.
Preso de mi corazón,
que a muerte me condena,
no siento ni padezco cuando me besas,
mis ojos enrojecidos expulsan
lágrimas que huyen corriendo,
para chocar contra las piedras.

martes, 10 de junio de 2014

El peor analfabeto es el analfabeto político...

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales".

Bertolt Brecht.

No deja de ser curioso que, antes de la Revolución Francesa, el político era el mandado y el pueblo el mandatario. Ahora el pueblo es el mandado y el representante el que da órdenes...

...el político que se toma a sí mismo demasiado en serio siempre está a un paso del autoritarismo...

...la esencia de la política es el conflicto entre los grupos humanos, conflicto entre el individuo y la sociedad; cuando la política vence al conflicto es cuando triunfa, es decir, cuando solventa las razones que generaron el conflicto; no cuando elimina a los críticos, enmascara el conflicto, lo infravalora, lo desvía o lo oculta...

...el conflicto nunca tiene una solución radical a favor de uno o de otro extremo, debemos ir construyendo soluciones, despacio, mediante los consensos de los que la mayoría participa.

...siempre hay conflictos porque vivimos en un sociedad en movimiento.

Despolitizar implica volver a correr el riesgo de repetir comportamientos  sociales superados. Las luchas de ayer son los derechos de hoy. La falta de acción colectiva hoy es el retroceso de mañana.

"Sobre todo examinen lo habitual. No acepten sin discusión las costumbres heredadas. Ante los hechos cotidianos, por favor, no digan: 'Es natural'. En una época de confusión organizada, de desorden decretado, de arbitrariedad planificada y de humanidad deshumanizada... Nunca digan: 'Es natural', para que todo pueda ser cambiado."

Bertolt Brecht

"...creemos que las medidas humanas son iguales que las medidas de la Historia. Humanamente pensamos que en el plazo que estamos viviendo podían producirse grandes revoluciones, pero no es posible. La historia se toma su tiempo, tiene que madurar. Es más, nosotros somos los que debemos madurarla, con pequeñas y grandes luchas. Pero yo creo que ahora hemos roto muchos muros, el camino es más específico. Confío en eso. Yo me relaciono mucho con la juventud y me doy cuenta de que hay un espíritu nuevo. Cuando la Policía nos echó de una manifestación en Sol, hace tiempo, dejamos un cartel que decía: ‘No nos vamos, nos trasladamos a tu conciencia’. A veces nos dejamos llevar por la impaciencia revolucionaria, sin saber que primero hay que crear las condiciones para ello."

Marcos Ana 

Referencias Bibliográficas...
Curso urgente de política para gente decente - Juan Carlos Monedero


lunes, 9 de junio de 2014

Sobre el amor a la docencia, Noam Chomsky.

Queremos, desde luego, gente, profesores y estudiantes, comprometidos en actividades que resulten satisfactorias, disfrutables, actividades que sean desafíos, que resulten apasionantes. Yo no creo que eso sea tan difícil. Hasta los niños pequeños son creativos, inquisitivos, quieren saber cosas, quieren entenderlas, y a no ser que te saquen eso a la fuerza de la cabeza, el anhelo perdura de por vida. Si tienes oportunidades para desarrollar esos compromisos y preocuparte por esas cosas, son las más satisfactorias de la vida. Y eso vale lo mismo para el investigador en física que para el carpintero; tienes que intentar crear algo valioso, lidiar con problemas difíciles y resolverlos. Yo creo que que eso es lo que hace del trabajo el tipo de actividad que quieres hacer; y la haces aun cuando no estés obligado a hacerla. En una universidad que funcione razonablemente, encontrarás gente que trabaja todo el tiempo porque les gusta lo que hacen; es lo que quieren hacer; se les ha dado la oportunidad, tienen los recursos, se les ha animado a ser libres e independientes y creativos: ¿qué mejor que eso? Y eso también puede hacerse en cualquier nivel.

Vale la pena reflexionar un poco sobre algunos de los programas educativos imaginativos y creativos que se desarrollan en los distintos niveles. Así, por ejemplo, el otro día alguien me contaba de un programa que usa en las facultades, un programa de ciencia en el que se plantea a los estudiantes una interesante cuestión: “¿Cómo puede ser que un mosquito vuela bajo la lluvia?” Difícil cuestión, cuando se piensa un poco en ella. Si algo impactara en un ser humano con la fuerza de una gota de agua que alcanza a un mosquito, lo abatiría inmediatamente. ¿Cómo puede, pues, el mosquito evitar el aplastamiento inmediato? ¿Cómo puede seguir volando? Si quieres seguir dándole vueltas a este asunto –dificilísimo asunto—, tienes que hacer incursiones en las matemáticas, en la física y en la biología y plantearte cuestiones lo suficientemente difíciles como para verlas como un desafío que despierta la necesidad de responderlas.

Eso es lo que debería ser la educación en todos los niveles, desde el jardín de infancia. Hay programas para jardines de infancia en los que se da a cada niño, por ejemplo, una colección de pequeñas piezas: guijarros, conchas, semillas y cosas por el estilo. Se propone entonces a la clase la tarea de descubrir cuáles son las semillas. Empieza con lo que llaman una “conferencia científica”: los nenes hablan entre sí y tratan de imaginarse cuáles son semillas. Y, claro, hay algún maestro que orienta, pero la idea es dejar que los niños vayan pensando. Luego de un rato, intentan varios experimentos tendentes a averiguar cuáles son las semillas. Se le da a cada niño una lupa y, con ayuda del maestro, rompe una semilla y mira dentro y encuentra el embrión que hace crecer a la semilla. Esos niños aprenden realmente algo: no sólo algo sobre las semillas y sobre lo que las hace crecer; también aprenden algo sobre los procesos de descubrimiento. Aprenden a gozar con el descubrimiento y la creación, y eso es lo que te permitirá comportarte de manera independiente fuera del aula, fuera del curso.

Lo mismo vale para toda la educación, hasta la universidad. En un seminario universitario razonable, no esperas que los estudiantes tomen apuntes literales y repitan todo lo que tu digas; lo que esperas es que te digan si te equivocas, o que vengan con nuevas ideas desafiantes, que abran caminos que no habían sido pensados antes. Eso es lo que es la educación en todos los niveles. No consiste en instilar información en la cabeza de alguien que luego la recitará, sino que consiste en capacitar a la gente para que lleguen a ser personas creativas e independientes y puedan encontrar gusto en el descubrimiento y la creación y la creatividad a cualquier nivel o en cualesquiera dominios a los que les lleven sus intereses.

viernes, 6 de junio de 2014

Sobre el propósito de la educación, Noam Chomsky.

Se trata de debates que se retrotraen a la Ilustración, cuando se plantearon realmente las cuestiones de la educación superior y de la educación de masas, no sólo la educación para el clero y la aristocracia. Y hubo básicamente dos modelos en discusión en los siglos XVIII y XIX. Se discutieron con energía harto evocativa. Una imagen de la educación era la de un vaso que se llena, digamos, de agua. Es lo que ahora llamamos “enseñar para el examen”: viertes agua en el vaso y luego el vaso devuelve el agua. Pero es un vaso bastante agujereado, como todos hemos tenido ocasión de experimentar en la escuela: memorizas algo en lo que no tienes mucho interés para poder pasar un examen, y al cabo de una semana has olvidado de qué iba el curso. El modelo de vaso ahora se llama “ningún niño a la zaga”, “enseñar para el examen”, “carrera a la cumbre”, y cosas por el estilo en las distintas universidades. Los pensadores de la Ilustración se opusieron a ese modelo.

El otro modelo se describía como lanzar una cuerda por la que el estudiante pueda ir progresando a su manera y por propia iniciativa, tal vez sacudiendo la cuerda, tal vez decidiendo ir a otro sitio, tal vez planteando cuestiones. Lanzar la cuerda significa imponer cierto tipo de estructura. Así, un programa educativo, cualquiera que sea, un curso de física o de algo, no funciona como funciona cualquier otra cosa; tiene cierta estructura. Pero su objetivo consiste en que el estudiante adquiera la capacidad para inquirir, para crear, para innovar, para desafiar: eso es la educación. Un físico mundialmente célebre cuando, en sus cursos para primero de carrera, se le preguntaba “¿qué parte del programa cubriremos este semestre?”, contestaba: “no importa lo que cubramos, lo que importa es lo que descubráis vosotros”. Tenéis que ganar la capacidad y la autoconfianza en esta asignatura para desafiar y crear e innovar, y así aprenderéis; así haréis vuestro el material y seguir adelante. No es cosa de acumular una serie fijada de hechos que luego podáis soltar por escrito en un examen para olvidarlos al día siguiente.

Son dos modelos radicalmente distintos de educación. El ideal de la Ilustración era el segundo, y yo creo que el ideal al que deberíamos aspirar. En eso consiste la educación de verdad, desde el jardín de infancia hasta la universidad. 

miércoles, 4 de junio de 2014

Defendamos la alegría y organicemos la rabia...

 "Si lo único que limita al final el crecimiento de las poblaciones es la miseria, entonces la población crecerá hasta que sea tan miserable que deje de crecer."
Bartlett, 2004

"La Economía, al tiempo que se especializa y avanza, pierde capacidad interpretativa, de interrogarse sobre los problemas relevantes de nuestro tiempo y de encontrar proposiciones que faciliten el avance en la búsqueda de soluciones."
Hoy en día mueren al año unos 8 millones de personas (22.000 personas al día) como consecuencia directa de la pobreza, es decir, simplemente porque son demasiado pobres para mantenerse con vida. Esto es, mueren porque son atendidas en hospitales que no tienen medicinas suficientes o porque malviven en hogares en los que no hay ni siquiera mosquiteras para evitar la malaria o acceso a agua potable.
Informe del Proyecto del Milenio de las Naciones Unidas (enero de 2005) sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) (Sachs, dir., 2005).

Carlos Berzosa Alonso-Martínez, 2006

En esas nos encontramos, en un cuello de botella, en el que de seguir por el camino marcado desde las altas esferas, la inevitabilidad del colapso es inminente...
...para vencer, un movimiento de masas popular no se puede permitir largas pausas y vacilaciones. Debe extenderse, ampliar su base, arrastrar nuevas fuerzas a la lucha, y para hacerlo debe unir la lucha por la democracia urbana con la lucha por reformas sociales para la gran masa de trabajadores y pobres marginados.

La historia es un proceso abierto, sin resultados predeterminados; que la configuran y reconfiguran nuestros actos; que es un proceso contingente y que la gran crisis del orden neoliberal que nos ha caído encima no tiene porque acabar como otras crisis capitalistas anteriores, con el fascismo y la guerra, sino que puede por el contrario culminar en una gran transformación social.
La lección de la historia, es que importa enormemente lo que hacemos. Si muchas personas actúan unidas durante los próximos años y décadas, podemos hacer la revolución necesaria para poner fin al dominio del capital financiero y para liberar al mundo de la pobreza y la violencia, sustituir la prepotencia policial por la democracia y salvar al planeta de la catástrofe medioambiental que lo amenaza...
...el futuro es nuestro.

Si ya sabemos que el futuro puede ser nuestro, ahora debemos conocer el pasado, el conocimiento de la historia es indispensable. La historia es un arma. Nuestra comprensión del pasado afecta a nuestras acciones en el presente. Debido a esto, la historia es política y objeto de disputa. No podemos entender nuestro propio mundo sin referencias al pasado.
Karl Marx en un análisis de la Revolución Francesa de 1848 publicado en 1852, decía...

"Los seres humanos hacen su propia historia, pero no a su libre arbitrio, en circunstancias elegidas por ellos mismos, sino en las que los rodean y les han sido legadas por el pasado."

Si la gente corriente nos organizamos y actuamos colectivamente, también nosotros podemos configurar la historia. Hay que persuadir a algunos y estos a otros y a otras y así multiplicarnos, ya que los seres humanos hacemos nuestra propia historia y el futuro está determinado por lo que hacemos cada uno de nosotros, tenemos que actuar más intensamente, ya que como dijo el propio Marx...
..."Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo, pero lo que importa es cambiarlo."


Defendamos la alegría y organicemos la rabia. Las revoluciones y los cambios rápidos se producen en los callejones sin salida...

Referencias Bibliográficas...


"De los neandertales a los neoliberales" - Neil Faulkner.