Páginas vistas en total

lunes, 16 de junio de 2014

Aprende a quererte y no a depender de que te quieran...

...entender que nadie es tan especial, cómo le vemos cuando le amamos.

Que no deberíamos esperar de alguien más de lo que quiera darnos. 

Que no se puede querer bien si no se tiene una buena vida propia, un montón de otras cosas entre manos. 

Que la capacidad de querer a alguien siempre hace bien, aunque no se cumpla lo que planeamos...

Aprender que el amor no significa construir nuestra existencia en torno a la idea de conseguir y mantener una pareja; sino que significa, querer el bien para quienes te quieren, y ayudarles, aunque sólo sea, a que logren sentirse un poquito más felices.

Aprender que el amor no es pelea, ni amenaza, ni chantaje, ni "y tú más" o "y tú menos", ni vivir con miedo, ni con celos, ni con complejos...

...sino con respeto, con cariño, con comunicación, con empatía, con comprensión...

Aprende a quererte y no a depender de que te quieran.

Una vez escuché un bello Haiku Japonés, quedando grabado a fuego, y hasta el día de hoy, no he leído, en tan pocas palabras, tanta sabiduría con respecto a una de las más importantes, expresiones de amor... el beso.

"Es con los ojos,
no se da con los labios
el primer beso."

y yo diría aún más, son los ojos primero quienes aman; y luego son los besos, quienes nos advierten, mientras nos los dan, y no los sentimos, de que ese amor, se ha ido.

Mi pecado es terrible...
quise llenar de estrellas
el corazón de bellas mujeres.
Por eso, entre rejas invisibles me hallo,
luchando contra mis inviernos,
para luego perder mis primaveras.
Preso de mi corazón,
que a muerte me condena,
no siento ni padezco cuando me besas,
mis ojos enrojecidos expulsan
lágrimas que huyen corriendo,
para chocar contra las piedras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario