Páginas vistas en total

jueves, 18 de septiembre de 2014

y quien pagará todo esto en el futuro???

"JAMAS, debemos de frustrar las necesidades afectivas... 

...a quién le ha hecho daño un abrazo???
...una mirada cálida???
 ...o una presencia en los momentos de mayor necesidad???
 ¿A quién le hace daño el amor?

Las preguntas, las decisiones, las cosas importantes, nacen, casi siempre, de cosas que te tocan el corazón antes que la cabeza.

Confundimos la frustración de necesidades culturales, de necesidades sociales, de necesidades adultocéntricas, con la frustración de las necesidades afectivas. 
La única frustración saludable, es la que frena el sinsentido del consumismo.
Consumismo de la televisión, de la comida basura, más rápida de pedir y fatal de digerir, que hipoteca el futuro de nuestra salud. 
Consumismo de deporte que nos hace más rápidos, más fuertes, más ágiles; mientras lo zampamos desde nuestros sillones.

De las "cosas que creemos necesarias", y que tenemos infinitamente más, que las suficientes para vivir. 
Del sexo como negocio, mercantilizando personas. 
Del amor como producto de usar y tirar, mercantilizando emociones.
De la crianza que olvida, que los niños de hoy son el futuro del mañana, y prima la satisfacción del deseo de los adultos, frente a la insatisfacción y frustración que les creamos a los niños.

Debemos asumir que la crítica es precisamente la que construye cualquier esfera o escena de nuestra vida cotidiana; que sin ella, caminaríamos ciegos como ahora lo hacemos; pero también sin bastón en el que apoyarnos. Que debemos ser conscientes de la realidad que nos rodea, para cambiar el "sentido común"...

...si no se gana la batalla de crear un nuevo "sentido común", -decía Gramsci- de nada sirve que asaltes el palacio de invierno.

La mercantilización de nuestra vida...
...ha creado que compitamos unos con otros por tener más y ser menos.
...ha creado que en vez de vernos como personas, comencemos a vernos como cosas que competimos por tener más cosas contra otros que también quieren tener esas mismas cosas.

y quien pagará todo esto en el futuro???
Nuestros hijos...
 Sabemos que comprar y comprar, tapona en pequeños y mayores, grandes lagunas y ausencias afectivas. 
Y la sociedad no limita, sino fomenta estas necesidades vacías."



1 comentario:

  1. "...en esta cacería contra el sentido común todos somos piezas potenciales, todos somos animales necesitados de protección contra la barbarie. Cuanto más tardemos en entenderlo, peor para todos."

    ResponderEliminar