Páginas vistas en total

viernes, 9 de agosto de 2013

Sesgos Cognitivos... no nos engañemos pensando que somos dueños de la única verdad absoluta.

Algunos sesgos cognitivos son...

“A nosotros nos encanta estar de acuerdo con los que están de acuerdo con nosotros.”
...eso lleva a que, sin darnos cuenta, hacemos referencia a informaciones que confirman nuestro punto de vista e ignoramos o descartamos cualquier cosa que difiera con nuestro punto de vista.


...este sesgo se basa en la creencia de que las probabilidades de que algo suceda cambian dependiendo de los desenlaces recientes. 
Por ejemplo, todos sabemos que tirar un dado es un acto completamente aleatorio. Sin embargo, si alguien tira un dado dos veces y ambas veces le sale el número seis, algunos pensarán, “Pues, de seguro que no puede salir seis otra vez,” mientras que otros razonan, “Parece que el seis está de suerte, probablemente salga otra vez.”

No obstante, la realidad es que la probabilidad sigue siendo igual, el seis siempre tendrá una probabilidad de 1:6 para salir, sin importar los resultados anteriores. Mucho aplican este mismo razonamiento falso pensando que experiencias pasadas afectarán acontecimientos futuros.

Otros sesgos serían...

Sesgo retrospectivo o sesgo a posteriori...
...es la inclinación a ver los eventos pretéritos como predecibles.

Sesgo de correspondencia...
...denominado también error de atribución: es la tendencia de hacer excesivo énfasis en las explicaciones fundamentadas, comportamientos o experiencias personales de otras personas.

Sesgo de autoservicio...
...es la tendencia a reclamar más responsabilidad para los éxitos que por los fallos. Se muestra también cuando la gente tiende a interpretar como beneficiosa para sus propósitos información ambigua.

Sesgo de falso consenso...
...es la tendencia experimentalmente corroborada de creer que las propias opiniones, creencias, valores y hábitos están más extendidos entre el resto de la población de lo que realmente lo están.

Sesgo de memoria... 
...es un tipo de sesgo cognitivo, el cual puede mejorar o por el contrario desvirtuar las llamadas o peticiones a la memoria. El sesgo en la memoria puede alterar el contenido de lo que hemos recordado y hacernos notificar a los demás hechos que son erróneos.

Es bueno estar consciente de que existen, así no nos engañaremos pensando que somos dueños de la única verdad absoluta.

2 comentarios:

  1. Aaron Beck y Albert Ellis, (fundadores de la terapia cognitiva), observaron que a menudo nuestros pensamientos, lejos de ser fieles a la realidad, hacen que tengamos una IMAGEN DISTORSIONADA de la misma. Además, estos autores observaron durante su práctica clínica que los sesgos suelen repetirse, de manera que los agruparon en lo que hoy se conoce como “distorsiones cognitivas”. Algunas de las principales son las siguientes:

    PENSAMIENTO POLARIZADO O DICOTÓMICO: Consiste en clasificar las cosas en términos extremos u opuestos (por ejemplo: todo o nada, blanco o negro, bueno o malo, siempre o nunca) sin tener en cuenta las posibilidades intermedias.

    VISIÓN CATASTROFISTA: De entre las distintas opciones, pensar que siempre va a ocurrir lo peor (por ejemplo: como mi hijo se retrasa al llegar a casa pienso que le ha pasado algo horrible).

    PERSONALIZACIÓN: Tendencia a pensar que lo que ocurre a nuestro alrededor está relacionado con nosotros (por ejemplo: mi jefe llega de mal humor y yo pienso que es porque está enfadado conmigo porque he hecho algo mal).

    SOBREGENERALIZACIÓN: Sacar conclusiones generales de hechos particulares (por ejemplo: como hoy me he olvidado los documentos de la empresa en casa, soy un fracasado y nunca voy a hacer nada bueno el la vida).

    FILTRAJE O ABSTRACCIÓN SELECTIVA: Valorar una situación global como negativa debido a que hay algunos elementos que son negativos sin tener en cuenta otras características (por ejemplo: no aguanto que…, es insoportable…).

    INTERPRETACIÓN DE PENSAMIENTO: Suponer los pensamientos o intenciones de los demás sin prueba alguna (por ejemplo: eso lo dice porque…, eso se debe a que…).

    DEBERÍAS: Mantener reglas rígidas y exigentes sobre cómo tienen que ser la cosas (por ejemplo: yo debería ser…, yo no debería sentir…).

    ETIQUETAJE: Poner etiquetas globales a nosotros mismos o a los demás sin tener en cuenta otros matices (por ejemplo: si es que soy un…, es una…).

    FALACIA DE LA JUSTICIA: Creer que todo debe ocurrir de una manera determinada y que si no es así es injusto (por ejemplo: no ya derecho a…, es injusto que…).

    RAZONAMIENTO EMOCIONAL: Creer que si uno se siente de una manera determinada entonces es verdad que tiene que haber un motivo real para sentirse así (por ejemplo: si siento tantos celos será porque hay razones para tener sospechas).

    DESCALIFICAR LO POSITIVO: Quitar importancia, ignorar o desvalorizar repetidamente las experiencias positivas, centrándose principalmente en lo que va mal (por ejemplo: ante que otro me señala que hay algo bueno en mi o en mi vida pensar: si pero y enunciar alguna cosa que no va tan bien)

    ADIVINACIÓN: Predecir o profetizar el resultado de los eventos antes de que sucedan (por ejemplo: el examen me va a ir fatal).

    SESGO CONFIRMATORIO: Atender únicamente a aquella información que confirme mis ideas preconcebidas sobre la realidad (por ejemplo: si pienso que alguien es egoísta tenderé a fijarme y a recordar más los comportamientos que confirmen mi idea de que es así).

    http://habilidademocional.com/2012/07/11/ya-esta-bien-de-enganarte-a-ti-mismo-no-crees/

    ResponderEliminar
  2. si alguien quiere leer un post sobre falacias con un tono más humorístico, aquí dejo el enlace...
    http://vicisitudysordidez.blogspot.com.es/2010/09/el-post-epico-sobre-las-falacias.html

    ResponderEliminar