Páginas vistas en total

martes, 21 de abril de 2015

Lo imposible cuesta un poco más, pero derrotados solo son los que bajan los brazos...

El hombre es un animal gregario, que vivió el 90 % de su historia viva del planeta en familia, es un mono raro, que no puede vivir solo, necesita de los demás, en su disco duro y social, el hombre es un "animal político" como dice Aristóteles, necesita de la sociedad, se de o no se de cuenta...

...nunca el hombre tuvo tanto como hoy, nunca tanto conocimiento, cuántos millones se gastan minuto por minuto en presupuesto militar???
2 billones de dólares al minuto...
y decir que no hay recursos para lanzar un plan marshall que recorra toda la tierra, que integrara a todos los pobres del mundo, es no tener vergüenza.
Si decimos que en este mundo no hay plata es porque tenemos la cobardía política de no pedirles o meterles la mano a los que pueden pagar mucho más... simplificando es cortar el tocino un poco más grueso para los más débiles, estás con la mayoría o estás con la minoría???

...y no hay término medio, no se puede ser neutral, hay que tomar partido. Nos vendieron que vivimos en un mundo que es un valle de lágrimas y que nos llevará en otra vida a un paraíso, el paraíso es este, es esta vida la que hay que pelear, no existe término medio...

...si eres joven tienes que saber que la vida se te escapa, minuto a minuto, y no puedes ir al supermercado a comprar vida. Entonces lucha por vivirla, por darle contenido a la vida, la diferencia de la vida humana con las otras formas de vida, es que tú le puedes dar, hasta cierto punto una orientación a tu vida; tú puedes, en términos relativos, ser autor del camino de tu propia vida, no eres un vegetal que vives porque naciste, después de haber nacido puedes darle un contenido... o no, o puedes enajenar tu vida si te la compra el mercado, y te pasas toda la vida pagando tarjeta y comprando cacharros, y le das para adelante y al final eres un viejo como yo.. y piensas que hiciste en este mundo???

Si tuviste un sueño, si luchaste por una esperanza, transmitiendo a los que quedan, tal vez quede tu pequeño aliento volando, y es un recuerdo que vale más que un monumento, que un libro, que un himno, que una poesía, esperanza humana que se va realizando en las nuevas generaciones.

Nada vale más que la vida, luchen por la felicidad, y la felicidad es darle contenido a la vida, darle rumbo a la vida, y no dejar que te la roben, y para eso no hay receta, está en la conciencia, sólo hay que usar la maravillosa oportunidad de haber nacido... lo imposible cuesta un poco más, pero derrotados solo son los que bajan los brazos... una y mil veces debes levantarte, porque lo importante es el camino, no hay una meta, no hay un paraíso al final... lo que hay es la hermosura de vivir a tope, de querer la vida en cualquier circunstancia y luchar por ella, la vida no es solo recibir, sino dar, porque por muy jodido que esté siempre tienes algo que darle a los demás.

Nunca se ha visto tanta concentración de la riqueza, nunca se ha visto tanta desigualdad, en un mundo que tiene tantos recursos y tenemos tantas posibilidades, creo y tengo confianza que el hombre es capaz de construir sociedades infinitamente mejores, si tiene el coraje de mirar el rumbo de las sociedades mas viejas, que están en el fondo de la humanidad, no para volver al hombre de las cavernas sino para aprender la generosidad, que nos implica la defensa de la vida, para entender lo elemental, lo más simple, que para ser felices necesitamos la vida de los otros, los individuos solos, no somos nada, los individuos dependemos de la sociedad, es lo que nos permite envejecer y mejorar permanentemente nuestra vida...

...necesitamos volver a aquella juventud de corazón abierto que equivocadamente lo daba y lo entregaba todo y no se guardaba nada para sí mismo.

La lucha por acercarnos, por integrarnos, por recrear una cultura que respete la diversidad, pero que exprese ese "nosotros" profundo y oculto, que viene de la conformación de nuestra propia historia...

...podemos y debemos, pero será posible si hay voluntad política, si hay compromiso de los jóvenes, si quieren vivir felices, levanten una idea en la que creer, vivan para servir a esa idea, no se dejen esclavizar por el mercado, el mundo que tenemos, será el que seamos capaces de lograr.

Denle contenido a la existencia, porque sino lo hacen conscientemente, el contenido va a ser la cuota que tienen que pagar cada fin de mes por el nuevo cacharro que tienen que comprar y así sucesivamente hasta el fin de vuestros días, hasta que un día, los huesos no se levanten y adiós, no queda de ti ni el recuerdo ni el aliento.

Juventud hay una sola, pero hay otras cosas además de la juventud, la irreverencia de mirarse en el espejo y comprometerse con la realidad, para eso se puede ser joven, viejo o mediano; no hay que dividir el mundo, en hombres, mujeres, negros o amarillos, hay que dividirlo en dos sectores, los que se comprometen y los que no se comprometen. Y comprometerse es abrazarse a una causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario