Páginas vistas en total

lunes, 6 de agosto de 2012

De las equivocaciones, nacen mejores personas...

Somos tan culpables de equivocarnos, porque debemos equivocarnos; como de aprender de nuestras equivocaciones...

No debemos ocultar, ni omitir, nuestra equivocación; sino afrontarla, comprender el porqué, aceptarla y superarla; para no volver a cometerla... 
...o por lo menos que debido al aprendizaje de la anterior equivocación, seamos capaces de equivocarnos mejor, o sea, con mas conocimiento de la causa.

Así de esta manera; nos equivocamos, reflexionamos, crecemos y evolucionamos... un ciclo que nunca acaba y que nos ayuda a seguir afrontando las venideras equivocaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario