Páginas vistas en total

lunes, 6 de agosto de 2012

De las equivocaciones, nacen mejores personas...

Somos tan culpables de equivocarnos, porque debemos equivocarnos; como de aprender de nuestras equivocaciones...

No debemos ocultar, ni omitir, nuestra equivocación; sino afrontarla, comprender el porqué, aceptarla y superarla; para no volver a cometerla... 
...o por lo menos que debido al aprendizaje de la anterior equivocación, seamos capaces de equivocarnos mejor, o sea, con mas conocimiento de la causa.

Así de esta manera; nos equivocamos, reflexionamos, crecemos y evolucionamos... un ciclo que nunca acaba y que nos ayuda a seguir afrontando las venideras equivocaciones.

Fracasa mejor me dijo un día un primo mio al poco de separarme.

De lo que se trata, en último término, es de intentar comprender el mundo, de entender la vida, tú vida. Entenderse a uno mismo para luego entender a los demás.

"Lo que mas temo,
son las pastillas que adormecen la risa,
que aturden el sexo,
que ensombrecen el alma,
que dejan a la memoria sin sueños,
sin vida a la mirada..."

El problema no es que se nos cierren las puertas porque no sabemos abrirlas, queremos tener la llave maestra, olvidando que ésta lo es porque se adapta a los vericuetos únicos de cada cerradura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario