Páginas vistas en total

jueves, 19 de diciembre de 2013

Elegía a la muerte de mi abuelo...

La palabra recordar viene del latín "recordari", formada por "re" (de nuevo) y "cordis" (corazón)... recordar quiere decir mucho más que tener a alguien presente en la memoria, si yo le digo a alguien que lo estoy recordando, le estoy diciendo que lo estoy volviendo a pasar por el corazón...

...es interesante notar la relación de "recordar" (con el cor, cordis latino) con "aprender de memoria" en inglés "learn by heart" o en francés "par coeur". Debido a que la sede de la memoria se creía que estaba en el corazón, de ahí la dicotomía en el "acervo popular", desde los antiguos romanos y griegos,  existente hasta la actualidad de que los sentimientos y emociones se encuentran radicados en el corazón o dentro del pecho o diafragma, como éstos creían; y los razonamientos, en el cerebro o mente, que aparece en la palabra italiana para el olvido "dimenticare"...

...así que recordando a mi abuelo, dos días después de su fallecimiento, reescribo mis sentimientos, antes de que se pierdan, desde el corazón...
Por más que intente al despedirme 
guardarte entero, en mi corazón;
no encuentro tristeza que lo engrase, 
sólo alegría que lo mantiene,
al recordar tu buena vida,
de trabajo y sin lamentos;
por más que quiera 
sollozar con ojos infinitos, 
tu sonrisa, siempre presente,
nos deleita en tu ausencia.

Sé que al volver a recordarte 
nos sentiremos muy distintos. 
Nunca jamás volveré a verte 
con estos ojos que hasta ayer te miraba.

Vuelves a la tierra donde naciste,
a la humedad que reconforta,
a vivir tu muerte,
sin transitar los caminos 
que rodean mi alma, 
sin pausa...
...a esconderte bajo el sombrío, 
lúgubre aceite de la noche; 
vuelves al origen, al principio.

ahora nos has dejado 
para emprender otro camino!...

Por más que intente al despedirme,
llevar tu imagen conmigo; 
por más que quiera mirar hacia el pasado, 
y fijarte, exacto, en mi memoria; 
por más que busque en mis recuerdos,
no puedo entristecerme de tu destino, 
has luchado, vivido bien y mucho, 
y jamás has sufrido en vida.

Como veo yo el mundo???
como los ciegos... sintiéndolo.

Alegres de tristeza nos has dejado,
sollozando de alegría,
en este mundo efímero,
en este día, en el cual por azar,
la lluvia hoy nos acompaña.
Yo sé que pronto estará rota 
mi masa gris de tenues hilos,
de tupidas redes...
en donde mis recuerdos habitan.

Porque la memoria olvida,
los recuerdos desaparecen,
las personas mueren...

Nunca jamás volveré a verte 
con estos ojos que hoy te siento.

100 años y algún dia mas...
...donde hay que firmar???

Rubén Botana Alonso en A Coruña a... 17 de Diciembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario