Páginas vistas en total

lunes, 12 de enero de 2015

El ser humano ha surgido de múltiples casualidades, y tenemos pocos motivos para suponer que detrás haya algún tipo de sentido.

Los adultos somos los que nombramos cómo son las cosas, por eso, para un niño, lo que decimos, es la verdad absoluta e inamovible...

"Cada ser vivo tiene un nombre propio, que quizás no tenga nada que ver con como nombramos las cosas los humanos."

Cuándo nombramos algo???
Cómo sabemos que no se llama con otro nombre???

"Todo lo que vemos, oímos, olemos, tocamos y creemos saber, recibe un nombre de los seres humanos, y creemos que es realmente tal como lo llamamos."

...cuando escuchamos una palabra, inmediatamente nos representa algo. Podría decirse que los nombres nos hablan.

"Nuestro modo de nombrar las cosas influyen en nuestro modo de percibirlas y en los sentimientos que desencadenan en nosotros. Pues por el sonido de las palabras conformamos significado y sentido."

Y esto acaba chocando con la realidad, porque la búsqueda de ese sentido a todo lo que nos rodea, no es más que una creación de nuestra mente.

"El ser humano ha surgido de múltiples casualidades, y tenemos pocos motivos para suponer que detrás haya algún tipo de sentido."

Cada ser vivo tiene un nombre propio, que quizás no tenga nada que ver con como nombramos las cosas los humanos... cuándo nombramos algo, cómo sabemos que no se llama con otro nombre?
Cuando escuchamos una palabra inmediatamente nos representa algo, podría decirse que los nombres nos hablan.
"Nuestro modo de nombrar las cosas influye en nuestro modo de percibirlas y en los sentimientos que desencadenan en nosotros, pues por el sonido de las palabras conformamos significado y sentido."

Sabemos que somos diferentes a los demás, si no existieran otros tampoco sabríamos que además somos completamente especiales, pues nuestro "yo" surge por comparación.

"Cuando tomamos decisiones morales actuamos muy a menudo sin ninguna lógica. Son mas bien nuestros sentimientos los que toman nuestras decisiones sobre qué consideramos correcto o incorrecto en el trato con otras personas."

No se puede calcular la pena y la alegría como si fuesen un problema de aritmética. El valor de la vida de una persona no puede medirse por lo útil que esta sea.

Es muy difícil Robar, mirándote a un espejo. Te recuerda quien eres, y lo que estás haciendo. Siempre se compara uno con los demás, por eso, no parece tan grave, hacer algo malo que también hacen los demás. A casi todas las personas les gusta ser buenas (exceptuando psicópatas), aunque a menudo no sean en absoluto tan buenas como ellas mismas creen. Precisamente porque evitan pensar en lo que hacen, en las consecuencias de sus actos, y porque, precisamente al compararse con este o con aquel piensan...
...no soy tan malo.

Las personas tenemos una imagen de nosotros mismos e intentamos vivir de modo que nuestra imagen no sufra merma.

AUTOR: Precht, Richard David
TÍTULO: ¿Por qué hay todo y no nada? : un paseo por la filosofía / Richard David Precht ; traducción del alemán de Isidoro Reguera
PUBLICACIÓN: Madrid : Siruela, 2013


1 comentario:

  1. http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2011/08/tu-vida-en-perspectiva-tu-cosmologia.html

    ResponderEliminar