Páginas vistas en total

lunes, 14 de diciembre de 2015

El tiempo se nos escapa como el agua entre las manos...

El número de cosas improbables que pueden suceder es tan grande que podéis tener la seguridad de que algunas de ellas sucederán realmente".

Puede ser la esperanza, la motivación o el emocionarse en lo imposible, lo que nos lleva a crear nuevas formas de ver la realidad. Creo que la gran mayoría de las personas coincidimos en el análisis, de que vivimos en un mundo en el que se acrecientan las desigualdades y esto nos conduce irremediablemente a medio y largo plazo, a vivir en un mundo peor, a dejar un mundo de incertidumbre a nuestras futuras generaciones.

el eterno dilema del hombre...
...la confusión de causa y efecto...
...quizás esté aquí el problema...
...hay que educar de forma diferente, para que cuando nuestros hijas e hijos sean los adultos habitantes del futuro, para ellos cuidar el planeta, sea algo natural y no algo que te imponen.

El tiempo se nos escapa como el agua entre las manos, como la arena que se desliza sobre los dedos de los pies, queremos agarrarlo, pararlo, retrocederlo, acelerarlo y lo que nos queda son esas generaciones que nos recordarán lo rápido que ha pasado, y que quizás ya no puedan solucionar.

“Los educadores deben adaptarse a los niños y no al revés. Hay que motivarles y estimular su creatividad para que hagan que este mundo sea mejor. Los niños no son solo los adultos del mañana: son habitantes del presente. Subestimamos constantemente a los niños y su creatividad, pero todos tienen un talento; solo hay que saber abrir la puerta para que lo saquen. Y ahí es donde intervenimos los maestros, viendo lo que los demás son incapaces de ver.”

Cesar Bona

"¿Vas por delante? ¿Lo haces como pastor? ¿O como excepción? Un tercer caso sería que te hubieras escapado... Primera cuestión de conciencia. 

¿Eres auténtico?, ¿o solo un actor? ¿Un representante?, ¿o el representado mismo? En último término no eres más que un actor imitado... Segunda cuestión de conciencia. 

¿Eres uno que se limita a mirar?, ¿o que interviene?, ¿o que mira para otro lado, o que se aparta?... Tercera cuestión de conciencia. 

¿Quieres ir con los demás?, ¿o delante de los demás?, ¿o solo y por tu cuenta?... Hay que saber QUÉ se quiere y QUE se quiere... Cuarta cuestión de conciencia."

Friedrich Nietzsche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario