Páginas vistas en total

viernes, 4 de diciembre de 2015

"Siento, pienso, luego existo"

Primero fue el "pienso, luego existo", en donde Descartes intentaba desgranar un principio básico y simple para reconocer la existencia...
...ahora con los avances en neurociencia, (leer "el error de Descartes" de Antonio Damasio) sabemos que esto no es así y en la ecuación anterior, hay que añadir una nueva variable...


..."Siento, pienso, luego existo" (ya que cualquier pensamiento antes de pasar por el neocortex, primero lo hace por el hipotálamo, centro neurálgico de todos nuestros sentimientos y emociones) con lo que cualquier pensamiento, antes fue un sentimiento (o emoción)...
...en cuanto a Dios, creo que ahora que está muerto, desde aquella famosa frase de Nietzsche en la cual lo aseveraba rotundamente, y seguro que influenciado por los nuevos vientos de hacia mas de 100 años de la revolución francesa...
...me parece que a Dios cuando estaba vivo, por lo menos se le veía venir y ahora que lo han matado, es mucho mas peligroso...
Cada uno de los Dioses que se veneran, es debido a que su existencia se encuentra siempre subordinada a nuestro pensamiento, con lo cual su existencia sólo es real, porque pensamos en ellos...
...a mi lo de Dios me parece una palabra demasiado grande, con demasiado significado, con demasiada enjundia, demasiada trascendencia, para un resultado tan mediocre.

Resumen con los ‪‎hábitos‬ que afectan el balance de nuestros ‪‎neurotransmisores‬, con lo cual podemos mejorar nuestra ‪‎vida‬ y la de nuestros amigos y familiares...




No hay comentarios:

Publicar un comentario