Páginas vistas en total

martes, 27 de diciembre de 2016

Por suerte o por desgracia, el tiempo avanza...

"Te preparas para la muerte enfrentándote a la verdad. La vida es lo que tenemos, así que mejor vivamos nuestras vidas por completo mientras la tengamos, porque no hay nada después. Somos afortunados accidentes o al menos cada uno de nosotros lo es, si no hubiéramos estado aquí otros habrían estado en nuestro lugar. Tomo todo esto para reforzar mi visión de que soy afortunado de estar aquí y también lo eres tú, y debemos aprovechar nuestro breve tiempo aquí al máximo para intentar entender las cosas y conseguir una completa visión del mundo y la vida tanto como nos permitan nuestros cerebros, que es algo bastante completo." - Richard Dawkins
Poseemos menos libre albedrío de lo que tendemos a creer. Y es que el libre albedrío, desde nuestro punto de vista, no viene dado, no es la opción por defecto del ser humano. Este libre albedrío tan limitado debe ser conquistado mediante el conocimiento, el autoconocimiento (de una misma) y el del mundo. Suponiendo que el libre albedrío pueda existir, está demostrado que nuestra libertad de juicio y de toma de decisiones está muy limitada. Somos muchísimo menos libres de lo que pensamos que somos.
Por suerte o por desgracia, el tiempo avanza, sí... no se detiene, no espera a nadie. El pasado crece, el futuro mengua... Las posibilidades disminuyen, los remordimientos aumentan.

Aprende de la Langosta, crece en la adversidad, aprende de tu dolor, olvida el odio, te hace perder momentos maravillosos. No creas que por pensar mucho en ello, solucionas tus problemas. Puedes decidir hacer esto o aquello, pero que no te digan que esto o aquello es lo que debes hacer. No te arrepientas, Nuestras acciones son únicas, y tienen unas consecuencias, esperadas o no, pero jamás se puede volver atrás, reflexiona, decide, actúa. Pide perdón si te equivocas, pero sé consciente, no puedes volver atrás. No creas en un más allá, me alegra decirte que no existe, tengo una certeza, única e inevitable, morirás, igual que yo, igual que todos, los que han muerto y los que morirán y luego... nada; o si, los recuerdos de las personas que te han conocido, me parece algo maravilloso, ser consciente de que la muerte es necesaria para valorar lo que tenemos aquí y ahora, no pensar que aunque aquí sea desgraciado vendrá luego algo mejor. Pobres suicidas que mueren y empiezan de nuevo, entonces. NO, es el final, eso está claro, y por ello, por esta clara convicción, Sé feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario