Páginas vistas en total

viernes, 22 de junio de 2012

Bernardo Stamateas, psicoterapeuta familiar, teólogo y sexólogo y Alexandre Jollien, filósofo


"¡Nos curamos hablando! Nos enfermamos aislados y nos curamos en compañía."

"Resérvate tres momentos cada día para alguna felicidad: caminar, tomar algo con un amigo, contar unos chistes... ¡Como prioridad! Y si luego te queda tiempo..., trabaja."

"El trato con los demás es determinante! Si tienes bien armonizadas tus emociones, eso se nota... y todos querrán tenerte cerca."

"Todas las batallas se ganan por anticipado... dentro del corazón. Lo determinante no es lo que otros te dicen desde fuera, sino lo que tú te dices desde dentro."

"¿Y cómo encaja aquí la pareja?
Tu felicidad no viene nunca del otro. Si pretendes hacer feliz al otro..., seréis infelices. Si pretendes que otro te haga feliz..., seréis infelices. ¡Nadie puede hacer feliz a nadie! Tu felicidad o infelicidad es decisión tuya y sólo tuya. No te emparejes para ser feliz: emparéjate porque eres feliz. Y ama: mima al otro.


Todo es para algo, todo va encajando...
La vida no tiene solución... porque quizá no es un problema. El reto es confiar en la vida.

¿Qué les enseña usted a sus hijos?
Que los amo incondicionalmente: "Aunque quemes la casa, ¡te amaré igual!", les digo.

Vigile...
"¡Pero procura que no suceda!", añado, ja, ja... Y les pido perdón por mis imperfecciones, debilidades y errores. Y les enseño ejercicios espirituales.

Cuénteme uno.
Cada mañana me pregunto: "¿A quién puedo ayudar hoy?". Y siempre encuentro a alguien.

Dos.
Cada mañana me pregunto: "¿De qué objeto puedo despojarme hoy?". Tengo muchos libros, y cada día regalo uno a alguien.

Tres.
Una vez por semana busco, entre mis contactos telefónicos, al que pueda estar más solo y necesitado. Y le llamo.

Cuatro.
Con mis hijos, tomamos tres libros de casa, insertamos un billete de 10 francos en cada uno y los regalamos a tres mendigos. ¡Uno se ha aficionado a Séneca: me alegró verlo!

Cinco.
Les enseño a mis hijos que "el Buda no es el Buda, por eso le llamo Buda". O sea, "Víctor no es Víctor, por eso le llamo Víctor".

No hay comentarios:

Publicar un comentario