Páginas vistas en total

viernes, 8 de junio de 2012

Solo necesitas 30 dias para cambiar tus hábitos...o menos.

En algún momento de nuestras vidas nos hemos propuesto hacer algo pero hemos abandonado antes de conseguirlo.

Según William James "la voluntad permite la alteración en el comportamiento para realizar acciones en circunstancias adversas". Cuando estas acciones se repiten en el tiempo dejamos de percibirlas como algo adverso y se convierten en un hábito. Al llegar ese momento podemos decir que hemos interiorizado la acción y se ha convertido en una parte más de nuestra vida

¿Cómo podemos superar esa barrera psicológica inicial para convertir la acción en un hábito?. 

Steve Pavlina en su artículo "30 days to success" (30 días para el éxito) propone una serie de estrategias para conseguirlo...

Parece demasiado abrumador pensar en un gran cambio y mantenerlo durante toda la vida cuando estás acostumbrado a hacer precisamente lo contrario. Cuanto más piensas en ese cambio como algo permanente, menos motivación tendrás para llevarlo a cabo..."

"...pero qué ocurriría si pensáramos que el cambio es algo temporal? - por ejemplo solamente 30 días - Y luego serías perfectamente libre de volver a tus viejos hábitos. ¿Verdad que no resulta tan difícil de imaginar? Haz ejercicio durante 30 días, luego abandona. Mantén tu escritorio ordenado durante 30 días, luego deja de ordenarlo. Lee una hora durante 30 días, luego vuelve a ver la televisión..."

Sin embargo pasados 30 días ocurre el milagro. Descubriremos que nos resulta muy difícil abandonar este nuevo hábito ya que lo hemos interiorizado. Si hemos conseguido llegar a 30, ¿porqué no llegar a 60 o 90 días?  ... o incluso mantenerlo para siempre?

Márcate un objetivo, prueba cualquier cosa. No tienes nada que perder, sino todo lo contrario.

Conócete a ti mismo.

Artículo extraído de:

No hay comentarios:

Publicar un comentario