Páginas vistas en total

jueves, 10 de enero de 2013

Y si lo mas importante del deporte no fuese ganar???


Y si lo más importante del deporte no fuese ganar???
 y si fuese muchísimo más importante; para la sociedad en crisis, tanto económica como de valores; los gestos... esos gestos que generan conciencia, que generan valores, que vencen estereotipos y prejuicios, en definitiva, que son los que logran crear un mundo mejor.


En el cross de la localidad navarra de Burlada, sucedió un hecho el pasado domingo 2 de diciembre que nos ayuda a seguir creyendo en los valores del deporte...


El atleta keniata Abel Mutai, medalla de bronce en los 3.000 obstaculos durante los pasados Juegos Olímpicos de Londres, se impuso tras recorrer en un tiempo de 30 minutos y 24 segundos los 10.000 metros, pero Iván Fernández, atleta vitoriano del equipo Bikila y ganador de la edición anterior, tuvo un gran gesto con el africano antes de entrar a meta. Al poco de afrontar la línea de llegada en el estadio, Mutai se frenó pensando que ya había llegado al final. Fernández, que llegaba segundo, en vez de adelantarlo, empujó al atleta hasta línea de meta por lo que el africano ganó una carrera que había merecido, pero que pudo perder por un despiste.

Ivan Fernández Anaya, un corredor vitoriano de 24 años que está considerado un atleta con mucho futuro, afirmó al terminar la prueba: "Aunque me hubieran dicho que ganando tenía plaza en la selección Española para el Europeo, no me habría aprovechado. Creo que es mejor lo que he hecho que si hubiera ganado. Y esto es muy importante, porque hoy en día, tal como estan cosas en todos los ambientes, en el fútbol, en la sociedad, en la política, donde parece que todo vale, un gesto de honradez va muy bien."


(...)

Y aquí tenemos otro gran gesto, este sucedió, en la maratón de Boston de 1967, y en la foto vemos como varios corredores separan al árbitro que pretendía que Kathrine Switzer dejara de correr, debido a la prohibición de correr las mujeres...


En aquellas fechas, únicamente los hombres podían correr este tipo de pruebas, pero Kathrine Switzer recurrió a una pequeña artimaña, no poner su nombre de pila completo para conseguir el dorsal de participante.



A pesar de los intentos de los jueces, varios de los corredores increpaban y apartaban a los que intentaban quitarla de la carrera, y logró completar la maratón con un tiempo de 4 horas y 20 minutos, siendo así la primera mujer en lograrlo.

Vivimos en un mundo que creamos con cada momento, alguien dijo una vez, que es muy difícil cambiar el mundo, porque somos un grano de arena en un desierto, y no podemos modificar nada, y yo te digo, que si tu cambias, con un gesto tuyo logras un pequeño cambio, tu realidad particular y única., habrá cambiado algo, y con ello habrás modificado tu entorno, que a la vez modifica el suyo y así exponencialmente, hasta que el mundo cambia...
...la historia está llena de pequeños gestos que han cambiado el mundo 



No hay comentarios:

Publicar un comentario