Páginas vistas en total

sábado, 5 de octubre de 2013

Impresionante documento audiovisual de como vivían los niños de las tierras de Friol (Lugo) a finales de los años ´70...

Impresionante documento audiovisual de como vivían los niños de las tierras de Friol (Lugo) a finales de los años ´70...
...cómo se levantaban, cómo iban al colegio; qué hacían en las clases, en el recreo.

En definitiva, como era el mundo, de las aldeas de Lugo, de los hijos de los supervivientes de la posguerra...  Una vida dura, difícil; una lucha por aprender y sobrevivir.
de dónde venimos??? quiénes somos??? cómo vivíamos???

Aquellos días en donde al llover te mojabas, 
cuando el frío era intenso, la familia dormía al lado de la lareira.
En donde no había tiempo de ocio,
porque todo el tiempo era de vida, de falta de conocimiento, de juegos, de cooperación...

ya al principio ver como una niña de 11 años, es ya una mujer que actúa como tal, a falta de su madre, cuidando de su hermano como si fuese un hijo.

como se intenta que los niños hablen castellano, obviando su idioma primario, incluso el tono de la profesora al hablar del gallego, es como si fuese una molestia, porque deben hablar en castellano.

Eran niños, pero sólo en el colegio, luego al llegar a casa, tenían que trabajar o "ayudar" en las tareas, no era una vida "fácil" como ahora, era una vida que ya desde pequeño te ayudaba a aprender a sobrevivir... pero se ve como los niños no quieren ser campesinos, a ninguno les gusta...

me acuerdo una historia que siempre cuenta el primo de mi padre, que andará, por los 80 años ahora y que contaba que un día lo enviaron de Ardexurxo, al lado de Carral, hacia Meson do Vento, con 9 años, a desbrozar una leira, en pleno diciembre nevando, y allá se fue, con un trozo de tocino que cocinó a primera hora de la mañana, y que luego se tomó, aunque ya congelado y le sentó tan mal que cayó en la nieve, la madre horas después, se dio cuenta de que no estaba, acabó con sus tareas y lo fue a buscar cuando ya anochecía, y tuvo la suerte de encontrarlo en posición fetal, tirado entre unas ramas y casi muerto de frío...

Tan lejos, pero a la vez tan cerca, una o dos generaciones, y muchos siguen viviendo igual, mientras otros ya ni recuerdan, ni conocen, ni quieren saber, como era la vida de sus padres o abuelos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario