Páginas vistas en total

miércoles, 2 de octubre de 2013

Psicología Positiva... Logoterapia o el sentido de la vida.

La Logoterapia es un método psicoterapéutico creado por el Dr. Viktor Emil Frankl orientado a descubrir el sentido de la vida.

El término "Logos", acuñado por Heráclito de Efeso en el siglo VI a.c. es utilizado por Viktor Frankl como Sentido, por lo tanto, la Logoterapia es la terapia que se enfoca en descubrir el sentido de la vida para cada persona.

La logoterapia es la psicología de la búsqueda de sentido que muestra que cualquier persona puede superar cualquier tristeza siempre que encuentra un motivo para vivir. 

Frankl concluyó "...llegué a comprender que lo primordial es estar siempre dirigido o apuntado hacia algo o alguien distinto de uno mismo: hacia un sentido que cumplir u otro ser humano que encontrar, una causa a la cual servir o una persona a la cual amar ".

[...] 

En un campo de concentración, una vez vi a una mujer que se había suicidado. Entre sus pertenencias había un trozo de papel en el cual había escrito lo siguiente...
 "Más poderoso que el destino es el coraje de soportarlo". 
A pesar de este lema, ella se había quitado la vida. La sabiduría es insuficiente sin el toque humano.

[...] 

El hombre sufriente, en virtud de su humanidad, es capaz de sobreponerse y tomar posición ante su sufrimiento. Así, se mueve en una dimensión cuyo polo positivo es el sentido y el negativo es la desesperación.
Un ser humano a partir de las actitudes que escoge, es capaz de descubrir y realizar un sentido, aún en una situación desesperada. Este hecho solo es comprensible a partir de nuestro enfoque dimensional, que otorga a los valores de actitud una dimensión mayor que la que atribuye a los valores de creación y experienciales.
Victor Frankl: "Fundamentos y aplicación de la logoterapia"

[...] 

Mientras Frankl consideraba la búsqueda de sentido como la motivación más profunda de los seres humanos, recientemente el Análisis Existencial ha distinguido otras tres motivaciones existenciales (o personales) que preceden a la motivación del sentido y que mueven al ser humano profunda y constantemente...
Al ser humano lo moviliza la pregunta fundamental de la existencia...
...Yo soy – pero ¿puedo ser y estar? ¿Tengo el suficiente espacio, protección y sostén? 
Una persona experimenta especialmente esto cuando se siente aceptada, lo que le permitirá a su vez tener una actitud personal de auto-aceptación. La carencia de esto conduce a la ansiedad (angustia).
...Yo estoy vivo—pero ¿me gusta vivir? ¿Experimento plenitud, afecto y aprecio por aquello que tiene valor en mi vida?. 
La dedicación requiere sentir lo valioso en la propia vida. Este valor fundamental consiste en un profundo darse cuenta de que es bueno existir (“soy y estoy aquí”). La carencia  de esto conduce a la depresión.
...Yo soy yo – pero ¿me siento libre para ser yo mismo? ¿Experimento atención, justicia, aprecio, estima, respeto, mi propio valor? 
– Carencias a este nivel conduce a complejos de síntomas histriónicas así como a los principales trastornos de la personalidad.
...Yo estoy aquí – pero ¿para qué es bueno? ¿Qué puedo hacer hoy, para que mi vida sea parte de una totalidad con sentido? — ¿Para qué vivo? 
– Carencias a este nivel conducen a las adicciones y la dependencia.
Dr. Alfried Längle.  “Análisis Existencial Personal”

[...] 

"El sentido de la identidad basado en "lo que yo tengo" es siempre amenazante...el sentido de la identidad basado en el ser es totalmente diferente". 
Erich Fromm.


"La solución es fijarnos metas que den significado a nuestra existencia, esto es, dedicarnos desinteresadamente a personas, grupos o causas. Sumergirnos en el trabajo social, político, intelectual o artístico, y desear pasiones que nos impidan cerrarnos en nosotros mismos. Apreciar a los demás a través del amor, de la amistad, de la compasión; y vivir una vida de entrega y de proyectos, de forma que podamos mantenernos activos en un camino con significado, incluso cuando las ilusiones hayan desaparecido".

Simone de Beauvoir, La vejez, 1970.




2 comentarios:

  1. y aquí os dejo este vídeo para que reflexionéis sobre vuestro sentido de la vida...

    http://www.dailymotion.com/video/x14zoq1_bailamos_shortfilms

    ResponderEliminar
  2. Cuentan los guaraníes que un día hubo un enorme incendio en la selva.
    Todos los animales huían despavoridos, pues era un fuego terrible.
    De pronto, el jaguar vio pasar sobre su cabeza al colibrí… en dirección contraria, es decir, hacia el fuego.
    Le extrañó sobremanera, pero no quiso detenerse.
    Al instante, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección.
    Pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo, pues le parecía un comportamiento harto estrafalario:
    ¿Qué haces colibrí?, le preguntó.
    Voy al lago -respondió el ave- tomo agua con el pico y la echo en el fuego para apagar el incendio.
    El jaguar se sonrió.
    ¿Estás loco?- le dijo. ¿Crees que vas a conseguir apagar lo con tu pequeño pico tú solo?
    Bueno- respondió, el colibrí- yo hago mi parte…
    Y tras decir esto, se marchó a por más agua al lago.

    ResponderEliminar