Páginas vistas en total

jueves, 4 de junio de 2015

La sexta extinción...

"Un segundo de tiempo transmite a la mente una extraña idea de inseguridad que horas de reflexión no llegaría a crear."
Charles Darwin, cerca de la ciudad de Valdibia (Chile) tras un terremoto

La extinción y la evolución son la trama y la urdimbre del tejido de la vida, las dos caras de una misma moneda. 

El efecto Allee nos indica que la reducción drástica de la población de una especie, podría hacer menos probable la supervivencia, para esa especie, por lo que entra en una cadena de sucesos en los que la fecundidad desciende y dicha población puede llegar a extinguirse.

En el momento actual lo que es cierto para la evolución no lo es para la extinción. Los humanos hemos traspasado las propias reglas de la naturaleza a nuestro antojo, exportando especies a lugares que jamás llegarían sin nuestra ayuda, y transformando habitats en tan poco espacio de tiempo, que la selección natural, deja de ser el motor de la evolución para la especie humana y para la extinción de las demás especies. 

Demasiadas especies se han extinguido en los últimos 200 años...
...no de manera gradual, por otra especie que desarrolle una ventaja competitiva; sino que por acción del ser humano, que asesina sin ningún tipo de miramientos, con lo que se han extinguido de manera muy rápida, por la acción de nuestra especie. 

Hace 220 años Cuvier, fundador de la paleontología, nos enseñó que podían existir animales que ya estaban extinguidos, hasta este momento no se sabía nada de dinosaurios, ni de mamuts, ni de ningún fósil... y era algo impensable, de ciencia ficción, en aquella época el creer que pudieran existir especies que no hubiesen sido creadas por un Dios y ya no existiesen por haberse extinguido. De hecho la Tierra se creía que tenía aproximadamente unos 5.000 años y no los 13 mil millones de años que ahora sabemos.

Linneo, fundador de la moderna Taxonomía, solo contemplaba en sus listas, seres vivos. Daba por sentado que no había existido en el pasado, ninguna especie que ahora no estuviese viva.

Lyell, fundador de la geología moderna, y gran influencia de Darwin, le enseñó a este, mediante la lectura de sus libros, principios de Geología, durante el viaje a bordo del Beagle, que los cambios de la historia de la tierra, son continuos y graduales, muy lentos, y tanto para la evolución como para la extinción... 

...y ahora, estamos en un momento, en que la acción del hombre sobre la naturaleza en la que vivimos es determinante, a la hora de la propagación por todo el planeta de especies, que no podrían hacerlo si nosotros no existiéramos, -barcos que recorren la tierra y que portan todo tipo de especies entre continentes, por ejemplo- con lo que aceleramos un montón de procesos, muchos de ellos, desconocidos o en proceso de conocimiento.

En los últimos 200 años, el proceso de extinción de especies se ha acelerado a niveles desconocidos por los científicos... e incluso ya algunos, hablan de una posible sexta extinción, en las próximas décadas o centenares de años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario