Páginas vistas en total

jueves, 5 de julio de 2012

Ser optimista 2.

Características que suelen compartir personas optimistas...
Hacen cada cosa con convicción y compromiso.

Tiene un gran pensamiento autocrítico, no destructivo.

Rara vez dejan de sentir que tienen el control sobre los acontecimientos.

Asumen la responsabilidad de los propios sentimientos y acciones.

Poseen una mentalidad abierta a los cambios.

Les gusta explorar y descubrir nuevas cosas.

Tienen una fuerte necesidad de ayudar a los demás.

Siempre son capaces de defender la postura que creen correcta.

Les agrada terminar lo que empiezan.

Rara vez asumen riesgos innecesarios.

Han desarrollado una gran capacidad de amar y ser amados.

Trabajan en equipo con otros con honestidad y autenticidad.



Respetan a ultranza las cosas importantes para otras personas.

Tienen gran capacidad para perdonar.

Saben apreciar la belleza de las cosas.

Tratan a todas las personas con honestidad y justicia.

Jamás se creen o actúan como si fueran superiores.

Confían en un futuro mejor y están dispuestos a trabajar para conseguirlo.

Viven permanentemente agradeciendo las cosas buenas, aunque sean pocas.

Son sumamente intuitivos y creativos.

Tienen un irrenunciable sentido del humor.

Han aprendido a interpretar las experiencias dolorosas como una parte mas de la existencia.

Saben que existe un propósito en la existencia que le da sentido y significado a nuestra conducta.

"Víctor Frankl, fundador de la logoterapia, sostiene que “La libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, es lo que hace que la vida tenga sentido y propósito”. Entender que la libertad espiritual es lo único que no se puede perder y que ayuda a encontrar un sentido a la vida, hace que el hombre logre sobrevivir a las más duras pruebas que la vida nos pone y a seguir adelante buscando la superación personal."

"La vida demasiado fácil y rutinaria crea vacío existencial se pierde el sentido de vida, una forma de salir de este estado es encontrando una ilusión, una meta que debe ser difícil de obtener, para que nos proporcione una enorme satisfacción cuando lo logremos, pero no lo imposible de alcanzar porque eso nos causaría una terrible decepción, de la cual también aprenderíamos, pero es necesario experimentar el éxito."

Extracto del prólogo escrito en 2005 por Jorge Bucay del Libro "Niños optimistas". 1995.
Martin E. P. Seligman.



No hay comentarios:

Publicar un comentario