Páginas vistas en total

martes, 24 de septiembre de 2013

Psicología Positiva... La Otra África, su Economía y "la Cultura del Don" II

Es una sociedad en donde los miembros de la familia amplia, se cuentan por centenas. Varios centenares de personas relacionados por su nombre, su situación, su posición étnica, familiar, social...

...la capacidad de memorización de la identidad de las personas es increíble. Cada uno debe conocer al conjunto de sus "relacionados". Debe conocer también su historia, sus historias y las de su familia.

La "economía del don" se basa en que los bienes y servicios se otorgan sin un acuerdo explícito de ser retribuídos. Se trata de un altruismo recíproco, pues todos dan sin esperar nada a cambio, pero como todos dan, en general todos reciben, aunque muchas veces, las recompensas son intangibles.
En estas prácticas informales, si yo doy algo, por ejemplo algún objeto, o trabajo para alguien, no lo hago solamente como medio de subsistencia o para procurarme un ingreso, sino porque eso responde a una obligación social. Al hacerlo, adquiero un "crédito" sobre el otro, que "en caso de necesidad" deberá hacer algo para mí. Si yo trabajo mucho para él, él también trabajará  para mí y conseguirá así vivir también él.

"Quien coloca su dinero en otra persona, explica un carpintero, puede pedírselo un día. Pero aquel al que se le dio puede tener razones para no devolverlo, sencillamente porque él ha hecho lo mismo. En tal caso, hay que pedir a las cajas disponibles. Es por eso que yo necesito varias cajas, con algo de dinero cada una, para que pueda utilizar otra en caso de que la primera no esté disponible. Y por esto es importante prevenir a los relacionados con tiempo y tener muchas y distintas cajas. Por el contrario, cuando uno lo deposita en el banco, es como si uno lo guardara para devolvérselo a uno mismo. Es decir, que cuando uno lo pide, no se le niega. Cuando uno lo coloca entre parientes o amigos, ellos están mas o menos implicados en la gestión de ese dinero. Pueden decir "no", si consideran que lo que estás por hacer no te será beneficioso. Ellos son "parientes", mientras que el banco es un extraño. El banco no se preocupa por la forma en que uno vive y menos aún por cómo va a gastar su dinero. No hay obstáculos para gastar el dinero del banco, pues basta con pedirlo para obtenerlo. El dinero en el banco no está seguro."
Y vuelvo a acabar con las mismas palabras que en el post anterior, porque reforzando estas ideas, con nuevas palabras, cambia tu imaginario...

Si queremos cambiar el mundo, debemos cambiar nuestra economía, y para ello, debemos de cambiar nuestro imaginario; el dinero debe ser un medio y nunca un fin, para vivir, para ser felices; Cualquier producción que pueda hacerse a escala local y para las necesidades locales, debe ser realizada localmente...

...La descolonización del imaginario pasa pues por la crítica de los conceptos, incluyendo las de las "palabras habituales", cuando las personas que las utilizan son víctimas a su vez de manipulación. El desarrollo y la economía son el problema y no la solución; seguir pretendiendo lo contrario y querer lo contrario son también parte del problema...

Sigue en el siguiente post...
http://unabrazoyunasonrisa.blogspot.com.es/2013/09/psicologia-positiva-la-otra-africa-su_26.html

quien quiera saber más sobre el tema leer el siguiente libro, en el cual están basadas estas líneas...
AUTOR: Latouche, Serge
TÍTULO: Decrecimiento y posdesarrollo : el pensamiento creativo contra la economía del absurdo / Serge Latouche ; traducción de Aldo Andrés Casas
PUBLICACIÓN: [Barcelona] : El viejo topo, D.L. 2009

1 comentario:

  1. Sogyal Rimpoché lo llama "la pereza occidental"... "consiste en abarrotar nuestra vida de actividades compulsivas a fin de que no quede tiempo para afrontar los verdaderas problemas. Parece que nuestra vida nos vive, que posee su propio impulso imprevisible, que se nos lleva; en último término, nos parece que no tenemos elección ni control sobre ella".

    ResponderEliminar