Páginas vistas en total

jueves, 19 de septiembre de 2013

quién valoraría la alegría si no existiese la tristeza???

"Con el paso de los años he aprendido que nada en la vida es irremediablemente trágico; hasta una lágrima al resbalar por la mejilla hace cosquillas."
Diego Arbeláez.

Entender que aún lo más duro, lo más terrible, lo más triste sirve para algo. 
Que nada pasa desapercibido en nuestras vidas ...
...y si tenemos la sabiduría de rescatar la moraleja de lo sucedido, sentiremos que todo tiene un por qué.

Lo trágico duele, pero también pasa...
...las personas intentamos vivir en un control de la incertidumbre, que venza la ansiedad que ésta nos causa, y por ello, cuando un suceso trágico sucede, se rompen nuestras defensas, y el camino que transitamos, se convierte en un sendero lleno de pozos y grietas, y es la tristeza quien campa libre en esas grietas.
tienes dos opciones...
...dejar que esas grietas queden ahí y con cada golpe, se vayan abriendo más y más, que con cada suceso, los pozos de tu camino sean mas hondos, y mas complicados de transitar, que tu vida cada día sea mas difícil de vivir...
...o por el contrario, conocer tus grietas, comprender que son parte de la vida, que son las que forjan tu resiliencia, que son parte del camino, en definitiva, son innatas al ser humano, y de esta manera podrás ir construyendo caminos alternativos.

Esas cosquillas, a veces, llegan para recordarnos que estamos vivos, y para que no olvidemos, que si de algo podemos estar seguros en esta vida...
..es de la muerte, antes o después, de todos y cada uno de los que ahora vivimos. 

La rutina, muchas veces, nos lleva a olvidar lo que de verdad importa en esta vida, que no es otra cosa que vivirla. 

La mercantilización a la que estamos sometidos en la actualidad, muchas veces no nos deja tiempo para derramar ni una sola lágrima; nos vende una medicina llamada consumo, con la que aplacar la tristeza; nos engaña con un analgésico que se llaman, publicidad y propaganda, para no tener que pensar; nos proporciona una "caja de resonancia" que se llama televisión, para que adormezcamos nuestros sentidos...
...y eso nos lleva a no poder conocer, ni comprender, ninguna de nuestras lágrimas, a no ser conscientes de lo que éstas, nos aportan en nuestra vida...

quien valoraría la alegría si no existiese la tristeza???

No hay comentarios:

Publicar un comentario