Páginas vistas en total

martes, 2 de octubre de 2012

Anécdota para socavar la moral de trabajo - Heinrich Böll.


El breve relato se titula Anécdota para socavar la moral de trabajo, y fue escrito por el pensador alemán Heinrich Böll.

"Bajo el sol del mediodía, un turista camina por una playa del Mediterráneo y ve a un pescador de la localidad recostado a la sombra de su barca.
El turista nórdico siente vergüenza ante esa muestra de vagancia y le pregunta al pescador por qué no está trabajando, como debería. "¿Por qué?", pregunta el pescador. "Para ganar más dinero", le responde el turista.
En lugar de permanecer ocioso -le explica- debería intentar aprovechar el tiempo, pescar más cada día, y obtener así mayores ingresos. "¿Para qué?", inquiere el pescador. "Para ser lo bastante rico para hacer todo lo que quiera el resto de su vida y poder tumbarse tranquilamente al sol", le señala el turista.
"Eso está muy bien, pero es justamente lo que estoy haciendo", le contesta el pescador, y sigue durmiendo."
El sueño de la independencia económica sigue siendo actualmente el sueño vital mas extendido en los países industrializados.

o eres capaz de asegurarte a ti mismo que no????

Por eso nos matamos trabajando e invertimos la mayor parte del tiempo de nuestra vida en el intento de llegar a ser "libres", aunque la mayoría de nosotros nunca lo lograremos realmente.

El dinero y el prestigio ocupan el escalafón más alto en nuestro sistema personal de valores, muchas veces, incluso por delante de la familia y de los amigos.

y tú??? lo haces??? dejas de quedar con alguien por que tienes que trabajar mas???

Este hecho resulta tanto mas sorprendente cuanto que la escala de valores de los economistas de la felicidad ofrece unos resultados exactamente opuestos...

...Según estos, nada produce más felicidad que las relaciones con otras personas, o sea, con la familia, la pareja, los hijos y los amigos. En segundo lugar, empatan el sentimiento de hacer algo útil, la salud y la libertad.

Si concedemos crédito a esta escala, debemos concluir que la mayoría de las personas de los países occidentales yerran al conceder tanto valor al dinero, lo que les lleva a tomar decisiones equivocadas de forma sistemática.

Aspiran a una seguridad que nunca lograrán. 
Sacrifican su libertad y su autodeterminación en aras de unos ingresos mayores. 
Y compran cosas que no necesitan, que no les gustan, y con un dinero que  no tienen.


Compramos cosas que no necesitamos con dinero que no tenemos para impresionar a gente que no nos gusta.

Este post tiene su continuación en... 
http://unabrazoyunasonrisa.blogspot.com.es/2012/10/es-mayor-el-miedo-las-perdidas-que-la.html

Extracto del libro... "¿Quién soy y ... cuántos? : un viaje filosófico" / Richard David Precht ; traducción de Marc Jiménez Buzzi

1 comentario:

  1. "Elogio de la imperfección... Hacer algo por el mero placer de disfrutar haciéndolo. Sin competir, sin medirse, sin un fin. Tener vocación de amateur. No ser un especialista en nada. Simplemente para pasarlo bien. Somos incompletos, descuidados e inexactos. No podemos tomarnos demasiado en serio porque, en la vida, todo es imperfecto."

    http://absolutamenteinnecesario.com/perfecto/

    ResponderEliminar